La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

El Estor es un municipio indígena ubicado a unos 320 kilómetros de la ciudad capital de Guatemala, donde opera la licencia minera Fénix. En una filtración de documentos internos de las empresas que operan la mina, Solway -ruso-suiza- y su subsidiaria la Compañía Procesadora de Níquel de Izabal (Pronico), al alcalde actual se le describe como una persona cuya motivación es el dinero, con un discurso a favor del desarrollo, la inversión privada y neutral en el tema minero.

Los datos de la filtración incluyen 8 millones de documentos confidenciales y 470 buzones de correos electrónicos de directivos de la minera Fénix. Durante seis meses fueron examinados por 65 periodistas de 20 medios del mundo, de los cuales El País, Prensa Comunitaria y El Faro tienen presencia en Latinoamérica. #MiningSecrets, como se ha llamado a la investigación, estuvo bajo la dirección de Forbidden Stories en Francia, a quienes un equipo de hackers les entregó la filtración.

Algunas de las revelaciones muestran cómo CGN y Solway ejercen tanta injerencia en lo local que el gobierno municipal está de su lado, así como la Policía Nacional Civil, el ejército, los Consejos Comunitarios de Desarrollo Cocodes, operadores de justicia y otras instituciones estatales.

La filtración también muestra cómo, sin ningún problema, la compañía minera hace negocios con uno de los carteles del narcotráfico más importantes de Guatemala, con otras empresas señaladas de corrupción dentro del estado guatemalteco y con operadores de justica para garantizar la mayor tranquilidad de sus operaciones.

José Joel Lorenzo Flores es un chiquimulteco que ganó unas elecciones locales en 2019 navegando en el barco de la Unidad Nacional de la Esperanza UNE, partido político señalado de financiamiento electoral ilícito. Este es su segundo período como alcalde municipal.

A mediados del mes de enero de 2020, Lorenzo Flores asumió como alcalde en El Estor. A una semana en el cargo, una de sus primeras acciones fue dar su respaldo a la compañía. Lorenzo firmó y presentó uno de los memoriales Amicus Curiae a favor de la licencia minera Fénix y lo entregó a en la máxima corte constitucional de Guatemala. El alcalde no tuvo que viajar durante 7 horas sobre la carretera del Atlántico hasta la capital; la compañía se encargó de entregarlo por él. El suyo fue uno de 120 memoriales promovidos por la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN) y Pronico. El alcalde dejó de ser neutral y se convirtió en uno de los actores clave para aplicar la estrategia de la minera.

Para los personeros de la minera el papel del alcalde siguió dando frutos. Uno de los más relevantes fue su apoyo para agenciarse el resultado de una “consulta libre previa e informada” con las poblaciones locales Maya Q’eqchi’, hecha a la medida de la empresa. La consulta fue una decisión de la Corte de Constitucionalidad (CC) en 2019. Tras confirmar que Solway está operando de manera ilegal el proyecto minero Fénix, la corte resolvió que la compañía debía suspender todas las operaciones de Fénix, paso previo para hacer la consulta y finalmente investigar el daño medioambiental ocasionado por la mina.

Una consulta que no fue libre ni informada

Para los gerentes rusos y guatemaltecos comenzó, entonces, el periplo para evitar que Fénix se detuviera. Este es uno de los proyectos de minería de níquel a cielo abierto más grandes de la región y el más importante para Solway; su proyecto insignia. Nada de lo ordenado por la corte se cumplió.

Además del alcalde, fueron instrumentales en el plan los Cocodes, instancias estatales que operan en los territorios del país.

En la estrategia que la mina echó a andar desde junio del 2021, la municipalidad validó a quienes serían los únicos con derecho a participar en el proceso de “consulta”, la mayoría con el visto bueno y financiados por la minera. Desde los Cocodes fueron convocados algunos para participar en la consulta que organizaba, desde Ciudad de Guatemala, el Ministerio de Energía y Minas (MEM). El denominador común es que estas autoridades no informaron a sus comunidades a qué iban convocados. Lo mismo pasó con personas de dos de los consejos de comunidades Q’eqchi dirigidos por una ONG llamada Asociación Nacional para el Desarrollo Mutual ANADE, a la que la compañía financia constantemente, como se comprueba en una serie de documentos analizados.

Entre municipalidad, Cocodes y ANADE hay varios operadores de la mina, según los documentos.

Adelso Romel Reyes Reyes, desde la municipalidad, es una pieza clave para la minera. También Alfredo Cacao Ical, quien representa públicamente a la ANADE, define con dinero de la mina el quehacer de dos de los consejos indígenas que participan dentro de esta asociación. Maximiliano Súchite, hombre cercano de Alfredo Cacao, participa en el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural CONADUR -otra instancia del Estado-. Desde esa posición, en marzo elaboró una carta dirigida al viceministro del energía y minas, Óscar Pérez Ramírez, afirmando que la única representación legítima del pueblo indígena Q’eqchi es el consejo al que él representa. El tablero de juego estaba puesto.

La primera de las convocatorias “oficiales” del MEM se hace a mediados de julio. El alcalde Lorenzo, junto a otros integrantes de la municipalidad, participaron de todas las reuniones organizadas por Oscar Pérez. Solway y sus personeros no faltaron en cada actividad desde el inicio. La mayoría de las reuniones se realizaron en hoteles de lujo o restaurantes fuera del municipio, a puertas cerradas y sin la presencia de la prensa.

Las acciones de la municipalidad fueron un paso más allá: desde enero rechazó la inscripción de los Cuatro Consejos Ancestrales Maya Q’eqchi’ -abiertamente opuestos a la minera-, que buscaban participar de la preconsulta para garantizar la transparencia del proceso. Preocupados, los Consejos Ancestrales veían cómo la sentencia de la corte se estaba violentando. Romel Reyes, quien tiene a su cargo la Dirección de Comunidades en Desarrollo de la municipalidad, rechazó desde esta oficina el trámite legal de los Cuatro Consejos -Qawa’ San Baals, Qana’ Tomasa, Qawa’ Oxlaju Aj y Qawa’ Siyab’- representados por 97 autoridades ancestrales Maya Q’eqchi’, a quienes sus respectivas asambleas comunitarias los eligieron con el mandato de representarles en la consulta.

Reyes tiene una plaza en la municipalidad, con un salario de Q7 mil mensuales (unos USD 1 mil dólares). Al mismo tiempo dirige una ONG local, la Asociación Sa’Komonil, con la que busca que la minera le dé Q1 millón 617 mil para financiarse. Su proyecto “busca contrarrestar o anular la incidencia de la Defensoría Q’eqchi’ en cinco municipios: dos de Izabal y tres de Alta Verapaz.” En correos internos de Pronico, Iryna Litviniuk, ejecutiva de la empresa, pide en enero de 2021, a Marvin Méndez y a Humberto Matheus que revisen la propuesta de Reyes.

Un año antes, en septiembre de 2020, la compañía elaboró un plan para la consulta. Deciden que las ONG de Romel Reyes -Saqomonil- y Alfredo Cacao -ANADE fortalezcan la imagen del CCMQ (Consejo de Comunidades Maya Q’eqchi’) y del Consejo de Comunidades Indígenas Maya Q’eqchi de Panzós (CCIMQ) con gente “que sean afines al negocio”. La minera, en ese momento, ya les aportaba US$ 5,800 mensuales y, luego de medir el riesgo de la desacreditación de este consejo, deciden invertir otros US$ 25,000 cada mes hasta que tengan el resultado de la consulta.

Solway ha tenido poca capacidad mediática, para mejorar su imagen en los medios de comunicación corporativos diseño otro plan, este incluyó varias publicaciones en el medio Prensa Libre por US$ 10,000 y en Nuestro Diario por US$ 2 mil, ambos medios propiedad de Mario Antonio Sandoval y María Mercedes Girón de Blank. La minera invirtió recursos de pauta en la televisión por otros US$ 4,000 al mes. La actual presidenta de Prensa Libre, está vinculada con los Panama Paper, documentos internos de la desaparecida firma de abogados panameña Mossack Fonseca que revelaron como empresarios en todo el mundo crean empresas de cartón para beneficiarse de paraísos fiscales, revelados en 2016.

El plan incluye entregar US$ 5,000 mensuales al CCMQ en proyectos para comunidades de influencia de Fénix y otros US$ 4,000 para difusión en radios locales y redes sociales. En otros documentos de la filtración se comprueba que los pagos a ambas ONG continuaron en 2021.

La ruta del dinero de Fénix

CGN y Pronico constantemente inyectan dinero a la Fundación Raxché, creada por la compañía desde 2005. Ambas empresas transfieren el dinero a la cuenta de la fundación y de esta se traslada a la municipalidad, ONG, o cuentas personales. Por ejemplo, a la Cuenta Única del Tesoro Municipal, El Estor Izabal, hay traslados por conceptos como “pago a trabajadores temporales y construcción de obra pública”, además de pagos para la Policía Nacional Civil (PNC). Estos son algunos de los traslados de dinero que aparecen en la filtración.

Siguiendo la línea de tres de esas transferencias, los documentos confirman solicitudes, órdenes y traslado de los fondos por estos conceptos, valorados por Q1.70 millones (US$ 139,000).

Sobre la consulta comunitaria existe una operación similar. Las dos compañías mineras transfieren el dinero a las cuentas de la Fundación Raxché, que a su vez pasa los fondos a ANADE, administrada por Alfredo Cacao Ical. Ese dinero, según los documentos filtrados, lo recibieron los integrantes del CCMQ de El Estor y el Consejo de Comunidades Indígenas Maya Q’eqchi de Panzós (CCIMQ). Esos dos grupos sí participaron en la consulta por el proyecto minero. El dinero se usó para impulsar la estrategia de incidencia de la empresa a favor de Fénix y para neutralizar a la oposición a la mina.

Según los hallazgos, CGN desembolsó Q1.4 millones (unos US$ 183,000) a los responsables del CCMQ y pagos por Q231,000 al CCIMQ. Estos fondos son para acciones de cara a la consulta minera en 2021.

Existen registros de 2018 y otros años que muestran que Pronico invirtió para “actores claves”. Uno de ellos es “líder” del Barrio La Unión en el centro del municipio. Otros actores clave son los Cocodes, comunicadores locales, funcionarios públicos, operadores de justicia, incluso el presidente. Por ejemplo, en el libro diario del mes de febrero de 2020 de la Fundación Raxché, se registró desembolsos para ANADE -actor clave- por Q591,120 (US$ 77,000 dólares) en transferencias bancarias.

Decenas de pruebas muestran la estrategia, planes, pagos y probables escenarios que la empresa preveía para lograr culminar con la consulta en tiempo exprés y otras operaciones de riesgo. Se pudo constatar que existen planes operativos diseñados por Pronico que incluían invertir millones de dólares dirigidos a la compra de voluntades, pago de colaboradores comunitarios, de espías infiltrados, abogados, apoyo de las fuerzas de seguridad pública. Buena parte de eso se manejó bajo el concepto de “proyectos de desarrollo o inversión social en las comunidades”. Los planes fueron realizados internamente, cada uno autorizado en la cadena de mando de las compañías socias de Solway y aprobados o demandados por los gerentes rusos en el mando gerencial superior.

Finalmente, con la ayuda del alcalde, intermediarios locales, desde lo más alto de la dirección del Ministerio de Energía y Minas y otros funcionarios de gobierno, lograron imponer a finales de 2021 el resultado de una “consulta” que dejó por fuera a 97 autoridades ancestrales, cientos de comunidades afectadas por el proyecto minero Fénix y a unas 83,000 gentes que habitan este municipio en el Caribe guatemalteco.

Captura de Pantalla

Captura de Pantalla

Captura de Pantalla

Captura de Pantalla

Captura de Pantalla

La expansión rusa de la mina

Para echar a andar una nueva fase de la extracción minera en Izabal, los principales accionistas de CGN -los Berger, Ayau y Soto, son un grupo de familias de la oligarquía local y grupos económicos conservadores- que se asociaron desde 2011 con Solway. Para extraer el níquel, procesarlo o exportarlo, lograron tener permisos y ampliaciones de licencias mineras como la de Fénix, que opera ilegalmente desde 2005. Una gigantesca operación extractiva que ha funcionado durante 17 años ante la mirada de todos, sin licencia, sin estudio de impacto ambiental (IEA) y sin consultarle al pueblo indígena que habita El Estor.

Otro de los beneficios llegó cuando el negocio de CGN con los rusos se amarró. Con Erick Archila Dehesa como ministro del MEM logran una nueva ampliación del área de extracción para Fénix.

Aun cuando la ley de minería guatemalteca cita que el máximo de cualquier licencia no debe de sobrepasar los 20 kilómetros cuadrados, Fénix, con el ministro Archila y el presidente Otto Pérez Molina en el gobierno, recibe 249 kilómetros cuadrados adicionales. El exministro es, desde el 2016, prófugo de la justicia guatemalteca y sobre él pesa una orden internacional de captura por de la Interpol. Pérez Molina continúa detenido en una base militar VIP por dirigir redes criminales de corrupción.

La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

Solway/CGN/Pronico goza de privilegios para operar y para lograrlo ha contado con una red de influencia que se organiza desde lo local hasta lo transnacional.

En junio de 2021, Juan Francisco Sandoval, exjefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) confirmó la trama rusa revelada por medios de comunicación en Guatemala: la sospecha de que Mayaníquel, filial de la minera rusa TelfAg y relacionada directamente con Solway, sobornó al presidente Alejando Giammattei– para obtener varios negocios que tienen que ver con concesiones, licencias extractivas, níquel, tierras raras, y el control del puerto Santo Tomás de Castilla, de interés de ambos grupos mineros.

La filtración de los documentos permite confirmar que CGN, Solway y Mayaníquel operan de manera conjunta en este puerto. Es una trama que involucra a altos directivos de Mayaníquel, empresarios extranjeros vinculados al níquel, el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras -CACIF- y el gobierno con el presidente Alejandro Giammattei Falla y uno de sus principales ministros, Roberto Antonio Malouf Morales, ministro de Economía.

Captura de Pantalla

Captura de Pantalla

El ahora ex ministro Antonio Malouf, siendo presidente del CACIF, fue uno de los empresarios guatemaltecos con más viajes a San Petersburgo, una ciudad portuaria de las más antiguas del imperio ruso del Zar Pedro El Grande, luego la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), y finalmente la Federación Rusa. Malouf renunció por “proyectos personales” tres días de las primeras revelaciones de Mining Secrets.

Esta ciudad es sede de las oficinas centrales de la minera TelfAG. Malouf ha estado muy de cerca desde 2018 de las negociaciones entre empresarios y estados de ambos países. Malouf conoce y se ha reunido con directivos de Mayaníquel y TelfAG como Stanislav Kondrashov, incluso en 2021 el ministro coincidió en Rusia en foros empresariales en los que el presidente de ese país, Vladímir Putin, tuvo participación.

La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

Publicación en el sitio de la Embajada de Guatemala en Rusia en 2018

En junio de 2021, Malouf participó del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, en Roscongress, un mes antes que Juan Francisco Sandoval revelara la trama rusa y saliera al exilio a los Estados Unidos. En la relación del ahora exministros con los rusos siempre ha estado el tema de la extracción minera en Izabal y Alta Verapaz, con la empresa TelfAG y Mayaníquel, la responsable según el testigo A, de entregar el dinero a la casa de presidente de Guatemala.

La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

El presidente ruso, Vladímir Putin, el pasado jueves en uno de los actos virtuales organizados por el Foro de San Petersburgo. SERGEI ILYIN (AP)

A través de Forbidden Stories se contactó a Malouf para solicitar comentarios previos a la publicación de estos textos, pero no hubo respuesta.

En Guatemala, ese tipo de redes fueron señaladas por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), dirigida en su etapa final por el colombiano Iván Velásquez Gómez. Para CICIG, esas redes, creadas inicialmente por los Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad (CIACS), en la actualidad actúan como Redes Político-Económicas Ilícitas (RPEI), y fueron las que se encargaron de cooptar al estado de Guatemala. Partiendo de ese análisis, esos cuerpos y redes ilícitas tienen una raíz local, que en el caso de la compañía minera en Izabal le permite cooptar la institucionalidad local en función de sus propias operaciones.

A continuación se detalla como las operaciones mineras están vinculadas a empresas y funcionarios públicos señalados de corrupción e impunidad, investigadas por FECI y CICIG, cuyos personeros y gerentes enfrentan juicios en la actualidad o cumplen una condena. Muchos de ellos vinculados con redes dirigidas por gobiernos como los del expresidente Otto Pérez Molina, Jimmy Morales y el ahora presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei. Redes en las que se incluye a militares de la contrainsurgencia y carteles del narcotráfico en Guatemala.

Toda esta trama pudo ser reconstruida a partir de la filtración que obtuvo Forbidden Stories, miles de documentos internos de la compañía que reflejan como la empresa en lo nacional y su socio Solway pueden operar con impunidad. A tal extremo que pudieron hacer caso omiso de la sentencia de la máxima corte constitucional del país.

El alcalde Joel Lorenzo y la sombra de la corrupción municipal

Una de las primeras imágenes que usa el gerente de relaciones comunitarias de la compañía, Maynor Alvarado Mai, un oficial retirado del ejército, para explicar la dimensión de la operación minera es: “En El Estor no existe el Estado, nosotros somos el Estado”, según dijo durante un evento en pro de la mina.

Esta frase explica perfectamente bien cómo la compañía tiene el control de todo en El Estor. Ningún funcionario puede decir o hacer, sin la vigilancia, control o asesoría de la compañía.

En el documento “Informe de análisis de candidatos a la alcaldía de El Estor, período 2020-2024”, elaborado por la oficina de Relaciones Comunitarias de Pronico, se registra que el exalcalde Rony Méndez Caal acusó de corrupción durante las elecciones al ahora acalde Joel Lorenzo. Los señalamientos tenían que ver con el caso de corrupción en el que estuvo implicada Nidia Lizet Milla Orellana, tesorera municipal cuando Lorenzo era alcalde.

La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

Milla Orellana fue investigada por el Ministerio Público en el 2015 por el desfalco de Q4 millones 211 mil 170 (unos US$ 520 mil dólares). La fiscalía guatemalteca la acusó de peculado y uso de documentos falsificados.

A pesar de los señalamientos y del proceso penal, la extesorera fue recontratada en 2020 por Lorenzo Flores, en el mismo puesto, como encargada de la Tesorería municipal. Durante la acusación, Nidia Milla fue el juez de primera instancia penal de Puerto Barrios, Edgar Aníbal Arteaga López, quien inmediatamente conoció el caso. Tras la resolución del controversial juez de Izabal, la extesorera no fue a prisión y en la actualidad sigue viendo las finanzas internas de la municipalidad.

Lorenzo Flores, como alcalde, gana un salario mensual de Q49 mil 900 (unos US$ 6,500 dólares), esto entre sueldo base, gastos de representación y dietas. Los datos fueron publicados por la Municipalidad de El Estor en el documento de remuneraciones de marzo de 2021. Es decir que el alcalde podría estar ganando al año unos US$ 78,000, equivalentes a Q599,000.

En la actualidad, el dinero sigue fluyendo por la municipalidad de El Estor, y en algunos casos de forma irregular. Solo de 2020 a 2022, la municipalidad licitó 55 eventos de contratos públicos. El último fue en noviembre del 2021 cuando se dio la compra sobrevalorada de maquinaria pesada por Q3 millones 130 mil a la empresa Class Equipos y Construcciones de Guatemala SA., según información publicada en el sitio de Guatecompras. Con lo que gastó en comprar tres máquinas, la municipalidad pudo haber comprado cuatro si se comparan los precios pagados con los de mercado en otros países.

En 2019, Marco Antonio Recinos Sandoval, padre de los dos propietarios de Class Equipos, fue enviado a juicio por financiar ilícitamente al Partido Patriota a través de la empresa Altracsa. El caso se conoció como Cooptación del Estado y fue investigado por la FECI y por CICIG. Tres años después sigue siendo contratista del estado y de la municipalidad de El Estor.

En otro caso relacionado a fondos y construcción de obra pública, los documentos filtrados de la compañía revelan que el 4 de agosto de 2020 el director administrativo de Pronico, Humberto Matheus Carpio, dirigió una carta al alcalde municipal, comprometiéndose a una única donación por US$110 mil, destinados a la ampliación de la carretera en la aldea Chichipate.

Al revisar el sitio de Guatecompras, la Municipalidad de El Estor en los eventos de ese año, únicamente fue registrado uno con fecha del 5 de agosto, un día después del donativo. La municipalidad durante el año solicitó un solo evento para la construcción de una carretera en el lugar citado por el donativo, valorada en Q3 millones 3 mil quinientos, para el mejoramiento de la calle principal de dicha aldea. El empresario Samayoa Ruano Peter Domingo fue quien recibió el contrato y fue el único ofertante.

No se logró confirmar si el donativo formó parte del pago total a Samayoa Ruano, o el total de la inversión salió de los fondos públicos de la municipalidad. Los cierto es que los donativos directos de CGN-Pronico a la municipalidad continuaron.

Captura de Pantalla

Constructoras señaladas de corrupción por la FECI y CICIG

La trama rusa denunciada por el exfiscal Juan Francisco Sandoval el año pasado apunta a una serie de actividades de empresarios rusos que levantaron la sospecha de la FECI de que empresarios rusos de Mayaníquel buscaban obtener favores presidenciales a cambio de un soborno. Mayaníquel, la empresa implicada en esta investigación, buscaba ampliar operaciones en Santo Tomás de castilla, donde comparte intereses con Solway, según muestran documentos de la filtración.

La relación comercial de Solway con otras empresas guatemaltecas señaladas de corrupción se puede comprobar a largo de tres gobiernos, el de Otto Pérez Molina, Jimmy Morales y ahora el de Giammattei, tal como puede identificarse en la filtración de los archivos de la compañía. Empresas que fueron investigadas por la propia CICIG y la FECI e hicieron tratos con la mina forman parte de un frente que se encargó de expulsar a la CICIG, y a una docena de funcionarios, entre fiscales del MP, entre ellos varios de los de la FECI, juezas y otros operadores de justicia.

Una de las principales investigaciones de CICIG en 2016 fue el caso llamado “Construcción y corrupción fase II: otras modalidades de pago”. Alejandro Sinibaldi Aparicio, exministro y empresario prófugo de la justicia desde el año 2015, acumuló varias órdenes de detención, incluyendo la internacional emitida por Interpol. Además, participó en el caso Odebrecht y La Coperacha, investigadas por Juan Francisco Sandoval, según afirmó el sitio Ojoconmipisto en 2019. Sinibaldi permanece detenido en una prisión militar VIP en Guatemala.

Siendo ministro, Sinibaldi estuvo vinculado con la Constructora CODICO. La empresa tiene su base de operaciones en Puerto Barrios, Izabal, y según Guatecompras Erick Francisco García Casasola y William Renato Godínez Santizo son sus representantes legales. En la filtración de los documentos de la compañía minera fueron hallados contratos de Solway con CODICO; la es previa a los rusos: CODICO es proveedora de servicios para CGN desde el año 2005 a la actualidad.

Esta constructora obtuvo millones del Estado de Guatemala. Tras su vinculación con el Partido Patriota y Sinibaldi, la empresa incrementó sus contratos con el Estado, lo mismo con Jimmy Morales y Giammattei. Contratos con el Ministerio de Defensa de 2019 a 2021 llegan a unos Q28 millones 723 mil 3.9. También hay contratos con la municipalidad de Puerto Barrios, Comunicaciones y el Puerto Santo Tomás de Castilla.

La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

De la relación comercial con Solway se sabe de cotizaciones, facturas, órdenes de pago y contratos aprobados por Sergei Nosachev, gerente general de Pronico. En 2017, arrendaron un rodo vibro compactador. CODICO fue contratada por Q159 mil 5 (unos US$ 20 mil 650). El contrato fue firmando entre Erick García Casasola -CODICO- y Roel López Sandoval por Pronico. Según una nota adicional, el director general de Pronico Sergei Nosachev y el subdirector de producción de energía de la empresa, S. Sherstobitov, son quienes finalmente autorizan la firma del contrato.

Una de las cotizaciones más recientes de 2021 tiene que ver con la elaboración de los pasamanos del ingreso peatonal a la planta y otro con la pavimentación de las calles en el interior de la planta procesadora. Pronico recibió varios planos de diseño acompañados de una cotización. Así lo prueba, por ejemplo, el documento con número CP-2021-004 del 2 de marzo del año pasado, que muestra que Aleksander Griaznov cotizó por Q 5 millones 89 mil 366 (US$ 661.000) para la pavimentación de varias calles en el área de escoria, plataforma y la bodega de carbón.

Frente a la participación de empresas como CODICO dentro de redes de corrupción del Estado, la jueza Ericka Aifán, presidenta del juzgado de Mayor Riesgo D, resolvió en 2019 enviar a juicio a Omar Augusto Guerra Villeda, gerente de CODICO, como también lo hizo con Sinibaldi, por financiamiento ilícito por el caso Construcción y Corrupción. La jueza en Guatemala actualmente se encuentra bajo el asedio constante de Sinibaldi desde la prisión en el cuartel Mariscal Zavala. Por otro lado, la fiscal general Consuelo Porras insiste en solicitar que se le retire el derecho de antejuicio a la jueza, quien también es acosada por ataques permanentes desde netcenters, según afirmó Aifán en una entrevista en ese país al medio Prensa Comunitaria. Todo este lobby anti Aifán proviene de la familia Espina, vinculada al expresidente Espina Salguero a quienes se les investiga por lavado de dinero por USD 1 millón 500 mil publicó el 7 de marzo de 2020 El Periódico.

Los contratos y negocios de Solway y CGN tampoco son ajenos a empresas como Productos del Aire. Documentos internos de la compañía lo demuestran. Su representante, Martín Ignacio Minondo Ayau, aparece en varios de los contratos. Esta empresa, además, se adhirió como tercero interesado en el amparo en contra del MEM en apoyo al proyecto minero Fénix en 2018. Minondo Ayau incluso aparece como representante legal de la Compañía Guatemalteca de Níquel.

Según un informe especial de El Observador, el representante de Productos del Aire y sus hermanos están vinculados a grupos como la Liga ProPatria que promovieron la expulsión de la Cicig del país y que en la actualidad atacan a operadores de justicia independientes. Los Ayau tienen participación en CGN y otras empresas como Hidrosalá, la Universidad Francisco Marroquín UFM y el extinto partido MLN vinculado a los escuadrones de la muerte. Esto está documentado en un documento elaborado por la Fundación Myrna Mack en el 2011.

Un juez que juega en el equipo de la impunidad

Hay otro funcionario que ha sido esencial en estas tramas que ligan a la mina con la corrupción en todos los niveles del Estado de Guatemala. Se trata de Edgar Aníbal Arteaga López.

Arteaga pasa los 50 años y se graduó de abogado en 1988. En la hoja de vida que presentó en el proceso para ser magistrado en la corte de apelaciones de Guatemala afirma tener un Magíster en derechos humanos. Sin embargo, quedó fuera del proceso y su sueño de ser magistrado se esfumó.

Los rusos llegaron casi al mismo tiempo que Arteaga a Izabal. El juez arriba en el momento en el que los empresarios guatemaltecos con CGN amarran un negocio multimillonario con Solway en 2014. Desde entonces, Arteaga está íntimamente ligado al destino y a la historia reciente de El Estor y a la mina.

Por el juzgado que preside el juez Arteaga han pasado muchas demandas que lleva la compañía, en otros casos las demandas son contra la minera. Sus decisiones y resoluciones han sido polémicas; entorpeció, por ejemplo, el proceso penal en contra de la empresa y un biólogo por la muerte de tres estudiantes universitarios en el interior de las instalaciones de la minera en 2012.

Cuatro años después, permitió que varios ciudadanos rusos señalados por la explosión de una de las calderas de la planta procesadora y la muerte de siete trabajadores quedaran en libertad. Ha ordenado la detención de líderes comunitarios como Abelino Chub Caal, preso durante cinco años en el Preventivo para hombres de la zona 18 de Guatemala y quien actualmente forma parte de los Cuatro Consejos Ancestrales Maya Q’eqchi. Arteaga también ordenó la detención de los principales directivos de la Gremial de Pescadores de El Estor, por mencionar algunos casos.

Arteaga llegó en mayo de 2014 a los tribunales de Puerto Barrios y desde entonces es el juez de primera instancia penal. Solo tres años después, su nombre llegó a todos los medios de comunicación del país cuando ordenó la prisión de un periodista, un barbero y dos directivos de la Gremial de Pescadores Artesanales de El Estor, y de ordenar también la captura de once Q’eqchi’ de ese municipio; esta lista incluía a otro periodista y seis pescadores más.

Detrás de la acusación penal está CGN-Pronico, a través del abogado Iván Camey Aguilar, quien ejerce en representación legal de ambas empresas en este caso y otros casos en tribunales, como se establece en los documentos filtrados por Forbidden Stories.

En los documentos filtrados se encuentra un listado de nombres de personas de El Estor, elaborado en 2017. Es un documento manejado por el abogado Iván Camey Aguilar de CGN-Pronico, en el que se señala a 30 personas, en su mayoría Q’eqchi. Estos nombres están relacionados con dos casos que la minera llevó a lo judicial: la acusación de 2017 en contra de directivos de la Gremial de Pescadores Artesanales y dos periodistas y una denuncia penal en contra de las familias que ocuparon la finca Setal. En este documento se describe el tipo de delito por el cual se denunció a cada persona, si tienen orden de captura, si fueron citados al juzgado o si se encuentra bajo investigación. Luego, el juez Arteaga recibió y falló de acuerdo con los intereses de la mina.

La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

Juez Arteaga

Esta fue la respuesta de la empresa por las denuncias y publicaciones que se hicieron desde Guatemala sobre la contaminación y la mancha roja que había teñido el lago de Izabal. La represión a la gremial de pescadores alcanzó su punto máximo con el asesinato del pescador Carlos Maaz en 2017.

En la reducida sala del juzgado en Puerto Barrios, Arteaga ha conocido casos de alto impacto, como la muerte sospechosa de tres estudiantes universitarios de la carrera de biología de la Universidad del Valle de Guatemala UVG dentro de las instalaciones de la minera en 2012. Las familias de Nahomy Lara, Juan Carlos Vásquez y Ángel De León aseguran que Arteaga entorpeció el proceso penal en contra de CGN y Lemuel Valle, biólogo de la empresa. En un correo interno de Pronico de 2019, Antón Shevko le comenta a Dmitri Kudriakov que el juez Arteaga logró obstruir el proceso por 7 años.

Un año después, el juez benefició con medidas sustitutivas a Nidia Lizet Milla Orellana de Paredes, la trabajadora de la municipalidad de El Estor, acusada por el desfalco de 4 millones 211 mil 170 quetzales durante la administración del alcalde Joel Lorenzo en 2012. El caso finalmente se cerró y Milla Orellana volvió en 2020 a ocupar el mismo cargo municipal en un segundo período con el mismo alcalde.

Un abogado con acceso a información sobre Arteaga afirma que en 2014 el Organismo Judicial decidió sancionar a este juez por haber beneficiado a una persona señalada por narcotráfico en el municipio de Villa Nueva en el departamento de Guatemala. La sanción llegó y fue removido al juzgado de Puerto Barrios. “Más que un castigo fue un premio” expresó la fuente.

En 2017, la secretaria del juzgado de Arteaga, Claudia Rebeca Madrid Cerritos, fue detenida por el delito de lavado de dinero u otros activos, además de enriquecimiento ilícito y falsedad ideológica. Con un salario de Q6 mil en el juzgado, poseía una camioneta agrícola con un valor de al menos unos Q250 mil, una residencia de lujo por Q1.2 millones, viajes y armas de diversos calibres.

Dos años después, Arteaga apareció envuelto en otro incidente legal. Dejó en libertad a cuatro narcotraficantes mexicanos, detenidos con US$1.2 millones en efectivo a bordo de un hidroplano. Era la cuarta resolución del juez ese año beneficiando a narcotraficantes. El mismo año dejó en libertad a un “mecánico” que transportaba 60 kilos de cocaína en una camioneta propia sobre la carretera de Morales, Izabal.

CGN-Pronico también ha obtenido de Arteaga sentencias favorables. En documentos internos de la empresa se encontró que, en 2015, el juez ordenó la supresión de información de una finca en el portal del Registro de Información Catastral (RIC). La falta de certeza jurídica en la información pública, según análisis de los abogados de la empresa, era usada por las personas que “usurpaban” en ese momento la finca. Con este cambio en el RIC, el juez dio luz verde al desalojo de varias familias Q’eqchi que habitan la finca Cahaboncito a petición de Dimitry Kudriakov a través de un memorial dirigido al juez el 12 de septiembre de 2017. En ese momento el ruso aparece como Representante Legal de la empresa Bocanueva, propietaria de las fincas de CGN en Izabal, también es presidente de Pronico y ostenta igual cargo en CGN.

La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

La relativa calma dentro de la planta procesadora de níquel se borró en cuestión de segundos en agosto de 2016. La caldera número 3 de la planta explotó a escasos 5 kilómetros de la población de El Estor. Por el testimonio de un extrabajador de esa área se sabe que Sergey Rudyuk, de nacionalidad rusa y con el cargo de supervisor, fue informado de los daños de la caldera, lo cual se confirma en los documentos internos de la propia investigación de la compañía. La vida de siete trabajadores fue el costo humano de esta explosión. Este caso también llegó de inmediato a al juzgado de primera instancia de Puerto Barrios, siento Arteaga López el juez de dicho juzgado.

Rudyuk, ante el aviso de uno de los supervisores de que algo iba mal en la caldera, respondió “normal trabaja”. En un tono molesto desoyó la insistencia de evitar un accidente y el riesgo de una explosión en cualquier de los turnos que hacen los equipos de trabajadores. En la filtración hay fotografías con las que los trabajadores documentaron el inicio de la grieta de la caldera y de cómo esta fue avanzando. Las fotos muestran cómo se derrama material fundido de la caldera. El video de una de las cámaras de seguridad de la compañía registró el momento de la explosión.

La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

Fotos del daño de la caldera 3 previo a su explosión. Documento interno de CGN-Pronico

Captura de Pantalla

Captura de Pantalla

Un año después, el MP inició una acusación formal en contra de los gerentes mineros, todos rusos. Aunque muchos quedaron ligados a proceso con medidas sustitutivas por las muertes que provocó la explosión, el juez Arteaga facilitaba la salida del país de varios de ellos: Kudriakov, Alexander Sherstobitov y Sergey Rudyuk.

En la filtración existen varios documentos y comunicaciones internas de correo de la empresa, en los que se afirma que se hizo firmar a las familias de las víctimas un contrato de silencio y de renuncia a cualquier otro tipo de petición a la misma.

El juez Arteaga cerró el caso en contra de los gerentes de la minera, también de Iván Sofronov y Vasyl Krasnoramensky, ambos jefes de turno de la termoeléctrica y señalados por el delito de homicidio. La mayoría de los documentos del expediente judicial están dentro de los documentos filtrados de la compañía.

En los documentos filtrados por Forbidden Stories se pudo tener acceso a esta investigación. Una una de las conclusiones es que se acepta que existió negligencia de la empresa, pero hicieron todo lo posible para ocultarlo.

Un año después de la explosión de la caldera 3, Fredy Pimentel, supervisor de seguridad industrial de Pronico, reportó la falla de la caldera 1 y nuevas fugas. Los trabajadores se negaron a dar sus nombres por miedo a represalias de los jefes. Este correo fue dirigido a Rodolfo Gutiérrez y Jacobo Chaclan. “Considero importante realizar las investigaciones pertinentes para así poder ser un apoyo en las labores de reparación y evitar accidentes por negligencia que al final le salen más caros a la empresa…” comentó Pimentel.

La versión caribeña de una red criminal entre rusos, suizos y chapines en Guatemala

Arteaga ha permanecido inmóvil en ese juzgado desde el año 2014. Y CGN y Solway no han sido las únicas empresas beneficiadas con sus resoluciones. Otras empresas como Naturaceites, dedicada al monocultivo de la palma de aceite en Guatemala, ha obtenido del juez Arteaga varias órdenes de desalojo en fincas habitadas por comunidades Maya Q’eqchi’ en el sur de El Estor.

En la mañana del 19 de noviembre de 2021, el MP realizó una serie de detenciones y allanamientos en Izabal, La fiscalía a cargo de la acción de ese día la nombró Operación Ónix,. Con la operación, la fiscalía buscaba desmantelar parte de la red de soporte de Los Lemus, una de las estructuras de narcotráfico en ese departamento. Ese día fueron detenidos siete trabajadores públicos, cuatro agentes de la PNC y tres trabajadores del Organismo Judicial. Uno de los implicados es el juez Edgar Aníbal Arteaga, quien enfrenta una petición para perder su inmunidad como por los delitos de asociación ilícita, prevaricato y cohecho pasivo.

En febrero de 2022, Forbidden Stories y los medios de comunicación que forman parte de la investigación #MiningSecrets enviaron una carta dirigida al juez Edgar Aníbal Arteaga López. En una breve respuestas, el 25 de febrero, Arteaga negó que haya recibido algún tipo de obsequio por parte de la compañía minera. Negó que sus decisiones sean influenciadas por las empresas CGN o Pronico.

El papel de la justicia impartida a beneficio de la mina es solo una pieza en el inmenso tablero de corrupción e irregularidades montado por la minera y el Estado de Guatemala. Lo que los documentos obtenidos por Forbidden Stories revelan es cómo opera una empresa que convive de una red criminal que le permite operar violando todo tipo de leyes, produciendo contaminación medioambiental y atropellando a todas aquellas personas que se declaren en oposición.

 

Escrito por Josefa Martínez en exclusiva para maininfo.news