María Hernández: Trasladado a Adís Abeba el cuerpo de la cooperante española asesinada en Etiopía | España | EL PAÍS

La cooperante española María Hernández, en una imagen tomada en México en 2019.MSF HANDOUT / EFE

El cuerpo de María Hernández, la cooperante española de 35 años asesinada la semana pasada en la región etíope de Tigray, se encuentra ya en Adís Abeba, la capital del país, según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Hernández, madrileña de 35 años y coordinadora de emergencias de Médicos sin Fronteras (MSF) fue asesinada junto a otros dos trabajadores de la ONG, los etíopes Yohannes Halefom Reda, asistente de coordinación, de 31 años, y Tedros Gebremariam Gebremichael, también de 31 años, conductor.

Médicos sin Fronteras (MSF) informó de que el pasado jueves perdió contacto con el vehículo en el que viajaban los tres cooperantes y el viernes por la mañana se encontró vacío con los cuerpos sin vida de sus tres ocupantes a unos metros de distancia.

El Gobierno etíope ha culpado a los rebeldes del Frente de Liberación del Pueblo de Tigray (TPLF) y ha recordado su recomendación de que se viaje por la zona con escolta armada. Por su parte, el TPLF ha negado toda responsabilidad en el crimen y ha acusado a militares en retirada.

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, habló el viernes con su homólogo etíope y el Gobierno español asume la tesis oficial de que el atque fue obra de la insurgencia independentista. El servicio de inteligencia español CNI carece de presencia en la zona, por lo que España solo dispone de la información que le facilitan las autoridades etíopes y otros servicios extranjeros.

En esta región del norte del país no solo operan la insurgencia y el Ejército etíope sino también milicias irregulares, incluidas tropas de la vecina Eritrea, al servicio de Adís Abeba. La UE ha reclamado la retirada de las fuerzas extranjeras y el Departamento de Estado de EE UU ha dejado traslucir sus dudas sobre la autoría del crimen al exigir una “investigación independiente” y subrayar que la seguridad de los cooperantes es responsabilidad del Gobierno etíope.

La parte más compleja, el traslado del cuerpo de María Hernández desde el lugar donde fue asesinada, la aldea de Abi Adi, a Mekelle, la capital de Tigray, y luego a Adís Abeba, se ha realizado en menor tiempo del que se esperaba. Faltan ahora por completar los trámites burocráticos para completar la repatriación. Fuentes de Exteriores aseguran que “se están acelerando las gestiones” para que “pueda realizarse lo antes posible”, aunque no se atreven a aventurar una fecha para su llegada a España.

Las mismas fuentes subrayaron que “por deseo expreso de la familia de la cooperante, la llegada y posteriores exequias se celebrarán en la intimidad”. María Hernández empezó a trabajar en Médicos Sin Fronteras (MSF) en la República Centroafricana en 2015. Desde entonces, estuvo destinada en misiones en Yemen, México y Nigeria.